Las Guardas delimitan la aguja del Reloj del Norte, que de forma inmutable y durante siglos ha servido a los marinos para conocer la hora durante la noche. "... proveyó Dios de un reloj en el cielo que nunca se desconcierta, que los relojes de arena y otros hechos de manos pueden tener desconcierto: este es el reloj del Norte." Pedro de Medina (1552) "Regimiento de Navegación"

¿Por qué "El Reloj de las Guardas"?

Kocab y Pherkad son los nombres de las estrellas beta y  gamma de la constelación de la Osa Menor. Polaris es la estrella alfa, famosa para todos los observadores del hemisferio norte porque señala al polo norte celeste, de ahí que se le llame "Estrella Polar".

Kocab y Pherkad son estrellas circumpolares, por ello pueden ser vistas todas las noches del año en las latitudes septentrionales. Los navegantes desde tiempos de Colon se han referido a ellas como “Las Guardas”. Se piensa que porque estas dos estrellas eran tomadas como referencia para conocer la hora de la noche o para establecer los cambios de guardia. Los anglosajones, se refieren a ellas como “The guardians of the pole”, porque acompañan en todo momento a la estrella polar.

Debido al movimiento de rotación de la Tierra, ambas estrellas realizan cada noche un movimiento de giro alrededor de la estrella polar, parecido al que efectúan las manecillas de un reloj. En nuestro caso la aguja del reloj va a ser la línea imaginaria entre Polaris y Kocab. Sin embargo, este reloj tan curioso tiene una serie de particularidades.

En primer lugar, la aguja del reloj efectúa el giro en sentido antihorario y, en segundo lugar, por cada 30º de giro que efectúan Kocab y Pherkad, transcurren 2 horas, en lugar de 1 hora, como en un reloj normal
.

Además, la posición de Kocab y Pherkad, a una determinada hora de la noche, cambia a lo largo del año. Así Kocab, a las 10:00 pm, el 15 de diciembre se encuentra en la posición correspondiente a las 6 de la tarde, el 15 de de marzo a las 3 de la tarde, el 15 de junio a las 12 de la noche, y el 15 de septiembre a las 9 de la noche.

La elección de “El reloj de las guardas” como nombre para este blog obedece a varias razones. Por un lado, el sobrenombre de “Las Guardas” siempre me pareció de lo más poético y evocador, y me trae muy gratos recuerdos de las noches de verano de mi adolescencia.

Por otra parte, también puede ser un pequeño guiño a las estrellas dobles, mi principal ocupación actual en mi afición por la Astronomía. Pherkad, una de las guardas, es una estrella doble óptica. Además debo decir que una de las mejores explicaciones sobre el funcionamiento de este reloj estelar es la que aparece en el libro “El Cielo de Colon” escrito por D. José Luis Comellas, maestro de todos los aficionados españoles a las estrellas dobles, donde conjuga sus dos facetas como historiador y astrónomo.

No hay comentarios: